Kits de Protección Covid-19 para bodas

A principios de este año, aún en la “vieja normalidad”, te hablábamos en un post sobre los Kits de Supervivencia para bodas, como un original detalle para ofrecer a los invitados, en qué consisten y cómo hacerlos. Hoy te hablamos de los Kits de Protección Covid-19 para bodas, en qué consisten y por qué es importante usarlos.

Kit de protección covid-19 para bodas con mascarilla higiénica y toallitas hidroalcoholicas
Kit de protección covid-19 para bodas con mascarilla, gel y toallitas hidroacloholicas

Ahora las cosas han cambiado y casarse en tiempos de pandemia es diferente a como lo hacíamos hasta ahora, especialmente todo lo relativo a la celebración. La nueva normalidad nos ha traído nuevos hábitos a incorporar en este tipo de celebraciones, en las que, por el momento, no se recomiendan ni las grandes aglomeraciones de gente ni permanecer en espacios cerrados durante largo tiempo.

Aunque a priori pueda parecerlo, estos nuevos hábitos no tienen por qué chocar con hacer de tu boda el día más especial; sólo se trata de cambiar un poco el chip y aprender a disfrutar de una celebración como se merece en estas nuevas circunstancias. Estos nuevos hábitos, además, parece que han venido para quedarse, así que la mejor opción es incorporarlos cuanto antes a nuestra rutina y acostumbrarnos a ellos.

Además de las cuestiones relativas al aforo y el propio espacio, por otro lado están los hábitos relativos a la seguridad, higiene y protección personal y hacia los demás, esto es, las 3 claves básicas que debemos interiorizar sí o sí para minimizar el riesgo de contagio:

  • Distancia de seguridad. Esto es, mantener con otras personas una distancia segura en la que apenas exista riesgo de contagio: mínimo 1,5 metros.
  • Higiene de manos. Fundamental para no contagiarnos si hemos tocado algún objeto contaminado, ya que los virus podrían llegar a nuestras vías respiratorias al tocarnos la cara, la nariz… Lavarse frecuentemente con agua y jabón, y usar soluciones hidroalcohólicas en su ausencia, son las mejores opciones.
  • Uso de mascarilla durante el mayor tiempo posible. Esto es, siempre que no estemos comiendo o bebiendo, y aunque en una boda esto se hace continuamente, debemos interiorizarlo y usarla al máximo. Las mascarillas nos ayudan a que al hablar, no dispersemos por el ambiente las pequeñas gotitas de saliva que podrían tener virus, en caso de estar nosotros contagiados, así como a no respirar las gotitas o gotículas que a su vez otros invitados dispersen.

Los kits de protección covid-19 para bodas

En el post sobre los Kits de Supervivencia para bodas te explicábamos que estos kits se utilizan para poner a disposición de los invitados una serie de objetos que les pueden resultar útiles para solventar pequeños imprevistos que puedan surgir, relativos al aseo personal, la vestimenta, etc. y que a nadie se le arruine la fiesta. Además también funcionan como un bonito detalle o recuerdo del evento, ya que se pueden personalizar con los nombres de los novios y fecha del enlace.

Kit de proteccion covid-19 para bodas con mascarilla KN95 y gel hidroalcohólico
Kit de proteccion covid-19 para bodas con mascarilla y gel hidroalcohólico

Así que, con la necesidad de incorporar estos nuevos hábitos de higiene en bodas y celebraciones, se nos ocurrió poner a vuestra disposición en nuestra tienda on-line unos Kits especiales: Kits de protección covid-19 para bodas, que ayuden a llevar lo mejor posible esta nueva normalidad, para hacer llegar a los invitados de vuestra boda una serie de útiles de protección de una forma original y divertida.

Qué contienen los kits de protección covid-19 para bodas

Estos kits de protección covid-19 para bodas contienen, además de ciertos elementos básicos que ya llevaban los Kits de Supervivencia (toallita quitamanchas, tirita, hilo dental y caramelo de menta):

  • Una mascarilla (KN95 o higiénica, según el tipo de Kit), que nos parece el elemento básico para que todos los invitados se sientan seguros y protegidos.
  • Dos sobrecitos monodosis de gel hidroalcohólico con 70% alcohol, que con su reducido tamaño los hacen ideales para llevar en cualquier mini-bolsillo o clutch.
  • Dos toallitas hidroalcohólicas con 70% alcohol, que además de ser igualmente en formato de bolsillo, nos encantan porque con ellas, aparte de las manos, se pueden limpiar también superficies, pantallas, etc.
Contenido del Kit de proteccion covid-19 para bodas
Contenido del Kit de proteccion covid-19 para bodas

Además, estos kits de protección covid-19 para bodas son totalmente personalizables con los nombres de los novios y fecha del enlace. ¿No os parece un detalle de boda original y necesario para ofrecer a vuestros invitados?

Hemos puesto a vuestra disposición dos kits diferentes con la intención de que se adapten a todos los presupuestos:

Pulsad el siguiente enlace si quereis echar un ojo a todos nuetros detalles y kits para bodas. Y pulsad el siguiente enlace para volver a leer nuestro primer post sobre los kits de supervivencia para bodas.

3 productos para la higiene de manos que querrás tener en tu neceser

Si pudiéramos decir que la crisis de la gripe A de hace una década nos trajo algo bueno, fue la incorporación de algunos hábitos de higiene a nuestra vida diaria; pequeños gestos que hoy, diez años después, todos tenemos totalmente normalizados. Además, esta gripe propició la aparición en el mercado de ciertos productos de higiene muy prácticos que hoy en día se han convertido en algo de lo más cotidiano, especialmente como métedo de prevención de otras afecciones respiratorias de fácil contagio como coronavirus, gripe común o un simple catarro. Hoy te traemos nuestros 3 productos favoritos para la higiene de manos que querrás llevar siempre en tu neceser.

Qué fue la gripe A

La crisis de la gripe A tuvo lugar entre 2009 y 2010. Su origen se debió a una mutación del virus de la gripe o Influenzavirus A, con material genético proveniente de una cepa aviaria, dos porcinas y una humana, es decir, que se dio un salto entre especies. Los primeros casos se detectaron en Estados Unidos y en Méjico y a los pocos meses se acabó propagando a nivel mundial.

En junio de 2009 la OMS la llegó a clasificar como “Pandemia en curso” y, entre la lista de recomendaciones que dio para limitar los contagios, pudimos ver cómo algunas de ellas, que hoy nos parecen tan lógicas y sencillas, entonces no las teníamos tan interiorizadas, o al menos, no éramos conscientes de lo importante que eran para ayudarnos a no contraer ciertas enfermedades.

Por ejemplo, taparse la boca al toser o estornudar, ventilar los lugares habitados, evitar compartir vasos o cubiertos y lavarse las manos de manera frecuente con agua tibia y jabón. Como alternativa a esta última sugerencia también se recomendó el uso de alcohol gel, sobre todo antes de comer, en el trabajo, después de haber tenido contacto con personas acatarradas o con gripe, después de usar el transporte público, etc.

Esta crisis fue tan sonada y difundida, que gran parte de la sociedad sí llegó a incorporar estos hábitos a su rutina, en mayor o menor medida. Costumbres que la sociedad ha mantenido diez años después, ya que se ha visto que estos sencillos gestos pueden ayudar a reducir el riesgo de transmitir o contraer ciertas enfermedades como catarros, gripe y otras similares de fácil transmisión.

Productos para mantener la higiene de las manos

Derivado de la incorporación de estos hábitos de higiene, hoy en día es frecuente encontrarnos en lugares públicos, centros de trabajo, hospitales e incluso restaurantes, dispensadores de este tipo de gel hidroalcohólico ubicados por los pasillos o aseos, elementos que antes de esta crisis eran infrecuentes.

También existen en el mercado sobrecitos individuales de este tipo de productos, conocidos como sachets monodosis, así como toallitas impregnadas en otras soluciones hidroalcohólicas. Esto quiere decir que llevan en composición gran cantidad de agua y alcohol, normalmente un 70% de alcohol que es la proporción habitual para usarlo como higienizante. Ambas tipologías, sachet monodosis o toallita, resultan verdaderamente prácticas para llevar encima en todo tipo de situaciones como el trabajo, eventos, excursiones, viajes, etc. y no descuidar nuestra higiene de manos, sin tener que cargar con los pesados botes de gel.

A continuación, os mostramos algunos ejemplos:

– Toallitas hidroalcohólicas con 70% de alcohol.

Estas toallitas en sobres monodosis o sobres individuales están impregnadas con una solución de alcohol al 70%, haciéndolas por tanto muy adecuadas para la higiene de las manos o de otras zonas de la piel. Tienes la información completa de este producto aquí.

– Toalllitas higienizantes de manos.

Son similares en composición a las de alcohol, es decir, que también contienen un 70% de alcohol, y llevan además un perfume, de aroma fresco o similar. Ambas se suelen ofrecer en lugares donde se necesita una limpieza de manos en profundidad, centros de trabajo, call centers, consultorios de estética, gimnasios, residencias geriátricas, puntos de manipulado, etc. Pincha aquí para leer la información completa.

– Sachets monodosis de gel higienizante de manos.

Este gel es lo que antes hemos denominado alcohol gel. Se trata de un gel de rápida evaporación con alto contenido de alcohol, indicado para la limpieza instantánea de las manos. No necesita aclarado y se utiliza también para lograr una adecuada higiene en las manos, cuando no tengamos un grifo cerca donde poder lavarnos. Aquí tienes más información.

¿Cuáles son las ventajas de estos productos?

Las ventajas de estos productos envasados en sobres individuales son, en primer lugar, que este tipo de envase los hace más duraderos, ya que se reduce la evaporación; resultan muy cómodos para llevar, dado su reducido tamaño; y son ideales para repartir entre el público o diversos grupos de personas, ya que cada uno tiene disponible su dosis para usar en el momento o cuando mejor le convenga.

Así, estos tres productos nos resultan ideales por ejemplo si eres asiduo del transporte público, si has estado en contacto con multitudes, para tener en el trabajo, si vas a viajar… y un montón de situaciones más. Si te apetece probar alguno, los puedes comprar aquí.

Esperamos que esta información haya sido útil para vosotros. ¿Conocíais este tipo de productos? ¿Conocéis algún otro similar? ¡Dejadnos un comentario!

Kits de supervivencia para bodas

¿Tienes una boda a la vista, ya sea como invitado o porque te casas tú? Hoy os traemos una idea muy chula que no dejará indiferente a nadie: los kits de supervivencia para bodas. ¿Que qué es eso? Pues sigue leyendo…

Desde hace algunos años venimos viendo cómo en las bodas, cada vez más novios buscan la manera de agradar y sorprender a los invitados de la forma más original posible: desde sistemas para que no cese la diversión a la vez que se crea un bonito recuerdo de la boda, como fotomatones, photo-calls temáticos con atrezzo, zonas de animación para niños, álbumes de recuerdo, candy-bars, food-trucks… hasta todo tipo de detalles para asegurar el confort de los invitados: alpargatas, cubretacones, antifaces para dormir, pashminas, abanicos, chanclas… y un muy largo etcétera.

Un tipo de detalle que se ha convertido ya en un clásico y que nos parece de lo más útil, es el de poner a disposición de los invitados, normalmente en los baños o zonas de descanso, una serie de artículos médicos o de aseo para solventar pequeños imprevistos que puedan ocurrir y que no se le arruine la fiesta a nadie.

Existe una amplia gama de productos que se pueden usar para este fin, entre otras muchas cosas, destacamos:

  • Artículos de aseo: desodorante, perfume, compresas o tampones, pasta de dientes, hilo dental, toallitas…
  • Artículos para el cuidado personal: peines, cepillos, horquillas,
    esmalte de uñas, cremas, bálsamos labiales…
  • Medicamentos o artículos de farmacia: analgésicos, tiritas, apósitos anti-rozaduras…
  • Utensilios de costura por si hay problemillas con los outfits.

Los kits de supervivencia para bodas

Pues bien, ¿y si, en lugar de colocar todo esto en una cesta o caja, cada invitado pudiera tener una pequeña dosis asegurada, para usar durante o después de la boda? Pues ahí es donde entran los kits de supervivencia. Se trata de pequeñas bolsitas o cajitas personalizadas con una serie de artículos en su interior, normalmente para uso individual o en tamaño mini, que se ponen a disposición de los invitados para cubrir esos posibles imprevistos.

Se nos ocurren grandes ventajas de estos kits:

  • Con estos kits los novios se aseguran que todos los invitados podrán solventar sus imprevistos.
  • Ocupan muy poco espacio, es decir, que se pueden guardar en cualquir bolsillo o mini-bolso.
  • Se pueden hacer totalmente personalizados: no sólo al gusto de los novios sino para los distintos tipos de invitados: chicas, chicos, niños, madrina, padrino, testigos, etc…
  • Pueden ser temáticos: de primeros auxilios, para estar monísima, para usar después de la fiesta, para relajarse al día siguiente, por si los invitados ligan…
  • También pueden funcionar como detalle de recuerdo de la boda, ya que se pueden poner en bolsitas personalizadas con los nombres de los novios y la fecha, e incluir algún detallito especial.

Estos kits nos parecen una idea fantástica para que cada invitado pueda tener su propio artículo, y no tenga que usar productos en común, que se acaban gastando más rápido.

Cómo hacer los kits de supervivencia

Si eres tú el que te vas a casar o estás pensando que estos kits pueden ser un regalo perfecto para ese familiar o amigo que se casa, aquí te explicamos la manera más eficaz y económica de hacer estos kits:

  1. El primer paso es conocer el número de invitados, para hacernos con el número suficiente de artículos. Aunque en parte, esto también dependerá de la temática de los kits: por ejemplo si se trata de kits de primeros auxilios, no todos los invitados lo necesitarán; pero si queremos que funcionen también como recuerdo de la boda, sí debe haber un kit para cada invitado.
  2. A continuación debemos evaluar qué tipo de kit queremos. Para esto, hay que pensar si los queremos neutros (con un poco de todo: una tirita, unos caramelos, una toallita quitamanchas o refrescante…), dirigidos a los distintos tipos de invitados; o bien si son para usar durante la boda o después. Existen un montón de opciones. Si son específicos para chicas, podremos incluir artículos de belleza, maquillaje, para el cabello, de higiene íntima (¿conocéis las toallitas íntimas en sobres individuales?), etc. Si son “kits after party” se suele incluir algún analgésico, una toallita desmaquillante, un sobrecito de café o té, un chicle… En definitiva, las opciones son infinitas.
  3. Una vez hecha esta reflexión debemos adquirir los artículos que queramos incluir, para evaluar cúanto espacio ocupará cada uno de los kits. Normalmente acudiremos a farmacias, droguerías, tiendas de cosmética, etc.
  4. De forma paralela, debemos ir pensando en el diseño de nuestros kits: decidir si va a ir en cajitas o en bolsitas, y cómo los vamos a decorar. Podemos diseñarlos en relación a la temática de la boda o no, acorde al gusto de los novios o en función de a quién esté dirigido.
  5. El siguiente paso será hacernos con los materiales necesarios: cajas, bolsas, cartulinas, pegatinas… y después dedicar una tarde en pareja, en familia o con amigos para confeccionar los propios kits, es decir, ir rellenando y decorando las bolsas o cajas.
  6. Finalmente, y una vez que tengamos hechos nuestros kits de supervivencia y veamos realmente cúanto espacio ocupan, nos haremos con unas cestas o cajas bonitas donde colocarlos el día de la boda a disposición de todos los invitados que lo necesiten.

Ideas para hacer los kits de supervivencia

A continuación os dejamos algunas ideas de con qué artículos podéis rellenar los kits de supervivencia en función de la tipología que escojáis:

  • Kit de supervivencia genérico: toallita refrescante, quitamanchas, limpiagafas o limpiazapatos, clinex, tirita, aspirina o ibuprofeno.. chicle o caramelo, chocolatina, hilo dental, tarjeta y lápiz para apuntar la dirección del hotel…
  • Kit “after party”: sobrecito de café o té, ibuprofeno, chicle, colirio, antifaz para dormir…
  • Kit para ellas: toallita desmaquillante, íntima o desodorante, goma del pelo, horquillas, bálsamo labial, artículos de costura, salvaslip, tampón…
  • Kit para ellos: toallita quitamanchas, toallita desodorante, chicle, gomina, mini peine, clinex…
  • Kit de relajación post-boda: infusión, sales de baño, vela aromática, bombón, aspirina…

Desde luego que éstas son sólo algunas ideas; de aquí podéis escoger los elementos que más os gusten y mezclarlos como queráis para hacer vuestros propios kits de supervivencia.

¿Conocíais estos detalles para regalar en bodas? ¿Se os ocurren otras ideas distintas para hacer los kits de supervivencia? Dejadnos un comentario!

Las propiedades curativas del aloe vera

Además de constituir una solución natural idónea para tratar afecciones externas, gracias a sus propiedades antioxidantes y a su gran contenido en vitaminas el aloe vera también puede consumirse directamente como remedio contra algunas afecciones internas. Hoy te explicamos en qué consisten estas propiedades y frente a qué enfermedades resulta idóneo el consumo de esta maravillosa planta.

El aloe vera, o sábila, está compuesto por innumerables nutrientes. Contiene infinidad de vitaminas, minerales, proteínas, polisacáridos, enzimas y aminoácidos.

Son tan potentes los compuestos de esta fabulosa planta que muchas personas la emplean para preparar bebidas que proporcionan energía y vitalidad. Esto ayuda a desempeñar las tareas diarias de una manera natural y sin tener que recurrir a las bebidas energéticas artificiales.

Además, el aloe vera es ideal para combatir o prevenir un gran número de enfermedades. Por un lado, dado su alto contenido en vitaminas, es un poderoso antioxidante que contribuye a combatir el envejecimiento de las células y a prevenir enfermedades como el cáncer. También puede reducir o aliviar por completo las inflamaciones internas, y le proporciona oxígeno a la sangre y energía a las células.

Esta maravillosa planta tiene, además, la capacidad de curar muchos problemas digestivos, como el estreñimiento, el colon irritable y el reflujo gástrico, entre otros, así como la capacidad de mejorar la circulación de la sangre, con lo que ayuda a reducir las enfermedades cardiovasculares, controlando la presión arterial y mejorando o estabilizando los niveles de triglicéridos.

Cómo tomar aloe vera

Como ya vimos en el post sobre las propiedades del aloe vera, de esta planta se obtienen dos productos: el gel de aloe, de aspecto brillante y gelatinoso, ubicado en el centro de las hojas, y el acíbar o zumo, que resulta de la incisión de las mismas, de aspecto oscuro y sabor muy amargo.

En el mercado podemos encontrar el aloe vera en distintas presentaciones: en gel, en zumo, en cápsulas o como componente de cremas u otros cosméticos. Para el consumo, la mejor manera de tomarlo es el gel natural, que es de color transparente, ya que es en su forma líquida cuando mejor actúan sus principios (cuando aún está hidratada la fibra). Además el gel de aloe fresco contiene enzimas que potencian algunas de sus propiedades.

Los comprimidos de aloe pueden contener algo de acíbar de la planta (látex), que tiene ciertas propiedades irritantes y laxantes, contraindicadas en casos de gastritis, úlcera, y enfermedades digestivas.

El aloe vera en estos formatos podemos encontrarlo en tiendas de dietética o herbolarios. Al adquirirlo, es importante consultar la lista de ingredientes, ya que el aloe vera deberá aparecer en primer lugar, indicativo de que es el ingrediente mayoritario en la preparación.

Componentes nutricionales del aloe vera

El aloe vera contiene una serie de componentes muy beneficiosos a nivel nutricional:

  • Ácidos: glutamínico, fórmico, aspártico, aloético, palmítico y esteárico, láurico, linoleico, mirístico, oleico, ascórbico.
  • Terpenos: cineol, cariofileno, pineno.
  • Minerales: calcio, magnesio, potasio, zinc, fósforo, hierro, manganeso, aluminio, selenio.
  • Aminoácidos: sobre todo arginina, pero también lisina, glicina, glutamina, histidina y serina.
  • Fitoesteroles: beta-sitosterol, estigmasterol, campesterol.
  • Taninos.
  • Vitaminas: vitamina A (betacarotenos), vitamina E, vitamina C, vitaminas del grupo B: ácido fólico, niacina, tiamina, riboflavina.
  • Hidratos de carbono: glucosa, fructosa, manosa acetilada, arabinosa, galactosa.

Propiedades curativas del aloe vera

Todos estos elementos hacen, por tanto, que el aloe vera tenga unas excelentes propiedades curativas, tales como:

  • Depurativo y laxante: el zumo de aloe ayuda a eliminar toxinas, sobre todo en los intestinos. El elevado contenido en aloína de la corteza de sus hojas presenta una acción laxante incluso a dosis muy bajas.
  • Antiinflamatorio y analgésico: tanto bebido en zumo como aplicado sobre la piel, reduce la hinchazón y alivia el dolor.
  • Estimulante del sistema inmunitario: gracias a su alta cantidad de acemanano.
  • Antibacteriano: se usa a nivel tópico para infecciones de la piel en pacientes con quemaduras.
  • Cicatrizante: activa la producción de fibroblastos, que estimulan la renovación de las células de la piel.
  • Antiedad: la combinación de minerales, vitaminas y enzimas hace que el aloe vera sea un antioxidante muy potente, capaz de combatir los dañinos efectos de los radicales libres (responsables del envejecimiento cutáneo y algunas enfermedades degenerativas).

Así, el aloe vera puede ser utilizado para tratar ciertas afecciones o enfermedades como son las siguientes:

El gel de aloe para la acidez de estómago y la úlcera gástrica

Las propiedades antiulcéricas del aloe proceden probablemente de su riqueza en mucílagos o mucopolisacáridos. Éstos recubren la mucosa gástrica, suavizándola, protegiéndola y disminuyendo la acidez. Igualmente, otros componentes antiulcéricos son la glutamina, la glicina, la histidina, los betacarotenos y el zinc.

Algunos especialistas también apuntan posibles efectos anti-inflamatorios de la mucosa intestinal a las prostaglandinas de la serie 1 que se forman en el organismo al ingerir los ácidos grasos de esta planta. Este producto también podría inhibir el crecimiento de la bacteria Helicobacter Pylori, responsable del desarrollo de numerosos casos de gastritis y úlceras de estómago.

También se ha demostrado que en casos de inflamación, acidez gástrica, hernia de hiato, reflujo, gastritis y úlceras gástricas, el gel de aloe tiene un gran poder recuperador de la mucosa gástrica y también facilita el drenaje de la bilis.

Tomar aloe vera para enfermedades digestivas

La parte más eficaz de la planta de aloe vera para combatir estos problemas es el gel. Es conveniente buscar una preparación que contenga al menos un 98% de gel de aloe, sin aloína ni emodina, componentes del látex que son muy irritantes.

Otros especialistas recomiendan tomar una cucharada de gel de aloe diluida en agua tibia después de las comidas principales, remedio que debe ir siempre acompañado de una dieta respetuosa con la mucosa intestinal.

También se puede tomar en forma de comprimidos o gotas, repartidos a lo largo del día antes de las comidas, o bien en forma de cápsulas o polvo.

Aloe vera para enfermedades intestinales

El tratamiento con gel de aloe también resulta adecuado para aliviar otras molestias intestinales leves, así como inflamación intestinal, colitis ulcerosa, colon irritable, intestino perforado o enfermedad de Crohn. Aun así, siempre habrá que consultar con el médico o especialista puesto que en algunos casos graves, este tratamiento puede ser contraproducente.

Acíbar o látex de aloe vera para el estreñimiento

El látex de aloe es un producto laxante y, aumentando la dosis, purgante, propiedad derivada de la presencia de antraquinonas y magnesio en su composición, que aumentan los movimientos peristálticos del intestino.

Será conveniente consultar en cada caso cuál es la dosis recomendada, ya que no se debe tomar de forma habitual, por los peligros y toxicidad que presentan los laxantes estimulantes. Sólo será recomendable para un estreñimiento puntual, pero en ningún caso deberá tomarse como remedio contra el estreñimiento crónico (en este caso, habrá que priorizar una dieta rica en fibra y agua).

Aloe vera para el cáncer y enfermedades inmunitarias

Dado el alto contenido de antioxidantes en el aloe vera 8beta-sitosterol, vitamina C, betacarotenos, vitamina E, zinc y selenio), también podemos atribuir a esta planta potentes propiedades anticancerígenas, especialmente contra el cáncer de próstata, de mama, de estómago y de pulmón.

Además de su poder antioxidante, se cree que el aloe vera, por su riqueza en manosa acetilada, posee propiedades adecuadas para estimular el sistema inmunitario y aumentar las defensas, algo muy positivo para evitar el desarrollo de células cancerosas.

Como vemos, y aunque debemos apuntar que, al tratarse de un remedio natural, siempre habrá que consultar con un especialista y sus resultados pueden no ser tan inmediatos como esperamos, lo que sí está claro es que el aloe vera es una planta excepcional con innumerables propiedades beneficiosas para el cuidado de nuestra salud.

¿Conocíais las propiedades curativas del aloe vera? Dejadnos un comentario!

Fuentes: Mejor con salud, Botanical on line

Los kits de viaje

Si hace un tiempo os contábamos cómo ahorrar espacio en la maleta, hoy queremos hablaros de los kits de viaje, ese artículo imprescindible que nos ayudará a hacer nuestra maleta de forma mucho más eficiente.

Desde que se reforzaron las medidas de seguridad en los vuelos tras los atentados del 11-S y se limitó la cantidad de líquidos que se pueden subir a la cabina, han proliferado en el mercado no sólo los productos cosméticos para viaje en formato mini, sino también los botes y recipientes vacíos para rellenar en casa, de la capacidad permitida.

Pero también estamos empezando a ver en el mercado, cada vez mayor cantidad de kits de viaje de todo tipo, ya hechos y que no sólo vienen bien para viajar en avión, sino para no cargar la maleta con exceso de productos que no vamos a utilizar.

Qué son los kits de viaje

Los kits de viaje consisten en neceseres ya confeccionados con diversos productos cosméticos o de botiquín en su interior, que podemos adquirir en droguerías, perfumerías, grandes superficies o tiendas on-line. Muchas marcas de cosmética se han sumado a esta moda y ya ofrecen sus propios kits de viaje, y también han proliferado las tiendas on-line especializadas. Pero también podemos confeccionar nosotros mismos nuestro propio kit de viaje.

Existen muchos tipos y muy variados: kits para el verano, con artículos de botiquín o de supervivencia, para el cuidado dental, de cuidado personal con un poco de todo, especiales para hombre o para mujer, de maquillaje, de baño, para bebés, para el cuidado de la piel, románticos, y un sinfín de opciones más… ¡incluso de manualidades!

Estos kits nos permiten poder llevar con nosotros una gran variedad de productos cosméticos ocupando muy poco espacio en la maleta, para no descuidar nuestros rituales de higiene personal durante las vacaciones o viajes de trabajo.

Cómo hacer un kit de viaje

Antes de hacernos con un kit de viaje, es importante analizar cuáles son nuestras necesidades concretas: tener en cuenta el destino, cuánto tiempo vamos a estar fuera y cómo vamos a llegar allí. No necesitaremos los mismos productos ni la misma cantidad si el hotel de destino ofrece a sus huéspedes amenities de aseo personal, que si por ejemplo hemos alquilado un apartamento para toda la familia; si vamos a estar sólo un fin de semana o si van a ser unas largas vacaciones; así como si vamos a viajar en avión, en coche o en tren. Pero también podemos confeccionar nuestro propio kit de viaje para que se ajuste perfectamente a nuestros requisitos.

También será muy útil tener un kit básico siempre en casa, por si surge un viaje improvisado. Incluso, los kits de viaje pueden constituir un regalo perfecto para ese familiar o amigo al que le gusta tanto viajar, y se lo puedes hacer tú mismo adaptándolo a sus gustos o necesidades concretas, por ejemplo si ha llegado un nuevo miembro a la familia.

También debemos tener en cuenta que, para confeccionar nuestro kit de viaje perfecto, no tenemos por qué ceñirnos exclusivamente a productos en formato mini. Podemos buscar otro tipo de enseres que, por sus características propias de peso, tamaño o formato, pueden resultarnos altamente útiles para viajar.

Existen muchas formas de ahorrar espacio en la maleta más allá de reducir los cosméticos. Además de toallas tipo pareo o incluso rollos de bayeta, que ocupan muchísimo menos espacio que las toallas normales; revistas en formato pequeño (muchas editoriales publican versiones en formato cuartilla) o libros de tapa blanda; cámara de fotos compacta en lugar de la réflex de objetivos; papel de cocina en lugar de papel higiénico, que pesa mucho menos; etc.

Centrándonos en los artículos para el cuidado personal, algunos ejemplos para hacer nuestro propio kit de viaje pueden ser:

– Llevar pastilla de jabón en lugar de gel de ducha, que cunde mucho más y ocupa mucho menos espacio, así como champú sólido, por el mismo motivo. E incluso hay algunos jabones que son también champú.

– Buscar productos multiusos como el aceite de coco puro, que podemos utilizar como sustituto de la crema corporal pero además como acondicionador para el cabello, bálsamo labial, after sun e incluso como desmaquillante de ojos, todo en un solo producto. O el gel de aloe vera, que nos servirá como calmante contra las picaduras de mosquitos, quemaduras ligeras, heridas… y un montón de cosas más que te contábamos hace poco en este post.

– Hacerse con unos cuantos tipos de toallitas en sobres monodosis, que tienen la gran ventaja de que podemos llevar con nosotros únicamente la cantidad de cosmético necesaria para los días que dure nuestro viaje, ni más ni menos, ocupando el mínimo espacio y con apenas peso. Existen muchos tipos: refrescantes, desmaquillantes, desodorantes, quitamanchas… que nos ayudan a evitar el tener que llevar botes y botes de cosméticos.

– En definitiva, evitar los artículos aparatosos llevando peine en lugar de cepillo, que es más ligero y compacto, así como cuchilla de afeitar en lugar de maquinilla eléctrica; o si puedes, reduce al máximo los enseres para el cabello (difusor, plancha, rizador…) y evalúa si realmente lo necesitas.

Como conclusión, vemos que además de los kits de viaje ya hechos, sólo hay que usar un poquito la imaginación, pararse un momento a pensar y hacerse con los productos adecuados para poder confeccionar el nuestro propio, y que se ajuste perfectamente a lo que vamos a necesitar en nuestro viaje.

Y vosotros, ¿qué otros artículos se os ocurren que van perfecto para hacer un kit de viaje? ¡Dejadnos un comentario!

Qué llevar en nuestro equipaje de mano para hacer el viaje en avión más confortable

Con las vacaciones a la vuelta de la esquina, llega el momento de preparar la maleta y planificar nuestro viaje. Aunque el avión es la mejor opción para llegar a destinos lejanos o ahorrarse tiempo, también nos puede resultar un medio de transporte algo incómodo, derivado de las condiciones en sí del propio avión, especialmente el espacio reducido, la presurización de la cabina y las medidas de seguridad a bordo. Hoy te contamos qué debes llevar en tu equipaje de mano para hacer tu viaje en avión más confortable.

Cosméticos para viajar en avión

Lo primero que tienes que tener en cuenta a la hora de viajar, es que si vas a llegar a tu destino en avión, las condiciones atmosféricas durante el viaje no serán las habituales y por tanto tu piel necesitará unos cuidados especiales.

En la cabina del avión la humedad puede descender hasta el 20%, lo que producirá sequedad en la piel, así como sensación de tirantez e incluso enrojecimiento y escamaciones. Lo ideal es que te hagas con algunos productos, a ser posible en formato mini o de viaje, para aplicar antes y después de montar en el avión, que ayuden a mantener tu piel hidratada y nutrida. No sólo tus cremas habituales; también será muy útil una mascarilla purificante, puesto que la reacción de la piel ante la deshidratación es producir grasa, por lo que te vendrá muy bien para aplicártela en cuanto llegues al destino y tengas un momento para dedicarle a la limpieza facial.

Otro producto que solemos olvidar para viajar en avión es el protector solar, muy importante para proteger nuestra piel, puesto que dentro del avión también llega la radiación solar y, al estar a mucha mayor altitud, es más fuerte. Por lo tanto, no debemos prescindir de un buen protector de factor 50.

Pero no sólo sufre la piel en el avión a causa de la sequedad; la nariz, los ojos y los labios también pueden verse afectados, así que debemos intentar beber mucha agua antes y durante el viaje para mantenernos bien hidratados, no olvidarnos de un bálsamo labial, y, si es necesario, llevar con nosotros un frasquito de lágrima artificial o algún tipo de colirio.

Por otro lado, especialmente si el viaje va a ser largo, serán fundamentales los artículos para el aseo personal, como mínimo un cepillo y pasta dental, así como un mini desodorante, incluso un frasco de colonia refrescante pequeñito. Pero ¡ojo! Recuerda que no podrás llevar a bordo frascos de líquido de más de 100 ml. así como cuchillas de afeitar o tijeras. Consulta los listados de artículos prohibidos que facilitan las compañías aéreas para no llevarte sorpresas desagradables.

Una alternativa muy buena para que todo esto no nos ocupe apenas espacio, son los productos en formato monodosis o incluso las toallitas individuales que permiten llevar únicamente la cantidad necesaria de producto ocupando un espacio mínimo, además de resultar muy cómodas para aplicarlos: toallitas desodorantes, toallitas de agua micelar para desmaquillarte, toallitas de limón para antes y después de comer o toallitas refrescantes que te sirven un poco para todo.

Artículos para el descanso y confort en el avión

Si la aerolínea elegida no ofrece este tipo de artículos, no está de más llevarlos nosotros mismos. Además de elegir ropa holgada para vestirnos ese día y preferiblemente pantalón largo, un básico que no puede faltar, aunque viajes en verano, es una chaqueta, sudadera o jersey para protegernos del frío, ya que, entre la climatización de la cabina y la altitud, la temperatura puede bajar considerablemente.

Por motivos de seguridad no se recomienda viajar descalzo en los aviones, pero unos calcetines confortables, aunque sea para llevar con sandalias, por raro que parezca, nos pueden hacer sentir más cómodos. Y si el vuelo va a ser nocturno, existen mantas de viaje muy finas y calentitas que apenas ocupan espacio. Una pequeña almohada hinchable y un antifaz pueden marcar la diferencia para descansar o no en este tipo de trayectos. También nos vendrá muy bien algún producto especial para aplicar en las piernas y refrescarlas, y así ayudar a mejorar la circulación.

Productos para el ocio mientras volamos

Si el vuelo es largo, te cuesta dormir en el avión y desconfías de las opciones de ocio que puedan ofrecer las compañías, lo mejor es que te proveas tú mismo de algún entretenimiento. Leer un libro o una revista no sólo hará tu viaje más llevadero sino que te ayudará a mantenerte relajado y conciliar mejor el sueño. Descargarte un capítulo de tu serie favorita o una película en tu smartphone o tablet antes del viaje también es una gran opción de entretenimiento.

Si viajar en avión pone a prueba tus nervios y no consigues concentrarte para leer o ver una película, nuestra recomendación es que intentes relajarte por medios propios. Unos días antes de volar, aprende y ensaya ejercicios de relajación sentado en el sofá, imaginándote que estás en el avión, para luego poder recurrir a estos ejercicios si te pones muy nervioso. Escuchar con auriculares música relajante o canciones que te traigan buenos recuerdos durante el vuelo también es una gran opción para evadir los nervios.

Otra opción es dejar el momento del vuelo para hacer ciertas tareas como apuntar en un cuaderno la lista de la compra que te hará falta para tus vacaciones, listados de lugares imprescindibles para visitar, ojear una guía y organizar la ruta, etc. Todo esto te mantendrá entretenido y cuando te quieras dar cuenta habrás llegado al destino. Y en el viaje de vuelta, puedes revisar y comentar las fotos si viajas acompañado, organizar planes para ver a tus amigos y familiares o empezar a gestionar la vuelta a la normalidad.

Comida y bebida para los viajes en avión

Ya hemos comentado antes la importancia de mantenerse bien hidratado durante los viajes en avión. Evita los refrescos carbonatados, ya que pueden provocar cierto malestar intestinal dadas las condiciones de presurización de la cabina. Tampoco son recomendables las bebidas estimulantes o con cafeína, puesto que pueden interferir en el descanso a bordo o incluso propiciar el nerviosismo. Las mejores opciones serán por tanto agua, zumos o infusiones sin teína. Si te da miedo volar no recurras a las bebidas alcohólicas para relajar los nervios, ya que pueden provocarte mayor nerviosismo, además de malestar y deshidratación. Sustitúyelas por otras opciones más saludables como infusiones relajantes o medicinas naturales.

En cuanto a la comida, si queremos evitar el gasto de comprarla a bordo y nuestro vuelo no incluye menú, la mejor opción serán los snaks altamente energéticos, como las barritas o frutos secos sin sal, que ocupan muy poco espacio, son muy nutritivos y no provocan sensación de excesiva saciedad. La fruta nos ayudará a mantenernos hidratados y entretenidos además de constituir la opción más saludable. Evita las comidas muy saladas y condimentadas, ya que aumentarán la sed y necesitarás ingerir aún más líquido. En el caso de la comida y bebida, también será conveniente que te informes sobre qué puedes llevar o no en el avión, especialmente si vas a cambiar de país o de continente.

Como veis, volar en avión puede resultar una experiencia muy gratificante si planificamos bien nuestro viaje y nos hacemos con los artículos adecuados. Y vosotros, ¿qué trucos tenéis para viajar más cómodos en avión?