Usos que no conocías para las toallitas húmedas en sobres individuales

¿Has visitado nuestra web y te has fijado que la mayor parte de lo que tenemos en la tienda son toallitas húmedas para adultos? ¿Te llaman la atención, te parecen unos productos muy curiosos pero te surge la duda de para qué o cuándo podrías usar todas estas toallitas en sobres individuales? Hoy te damos algunas ideas de para qué puedes utilizar nuestras toallitas húmedas monodosis y lo útiles que resultan, centrándonos en algunos de los productos dedicados al cuidado personal que encontrarás en nuestra web: toallitas de agua micelar, toallitas desodorantes y sobrecitos de gel higienizante de manos.

La gran ventaja de todos estos productos es su disposición en sobres individuales. Tanto las toallitas así envueltas como las dosis para un uso, resultan más duraderas que las que vienen en paquetes de 10, 20 ó más unidades, o en botes, ya que, al permanecer el envase cerrado hasta el momento de su uso, no se secan y mantienen íntegras sus propiedades durante un largo periodo de tiempo. Otra gran ventaja es que puedes llevar sólo las que necesites allá donde vayas sin ocupar apenas espacio.

En cuanto a cada producto en sí, a continuación te proponemos algunos usos muy prácticos:

1. Toallitas de agua micelar.

Hace un tiempo te contábamos en este post qué es el agua micelar, su excelente capacidad limpiadora y lo útil que resulta para limpiarse el rostro de forma fácil y rápida. Por todos estos motivos, estas toallitas en sobres individuales nos parecen perfectas para llevar contigo cuando vas a pasar bastantes horas fuera de casa. Poder desmaquillarte en el gimnasio si has ido directo desde el trabajo; llevarte un producto desmaquillante que apenas ocupa espacio si vas a pasar una, dos o varias noches fuera de casa; e incluso ofrecer una solución cómoda e higiénica a tus clientes si te dedicas al maquillaje profesional a domicilio, nos parecen unos motivos excelentes para hacernos con unas cuantas unidades.

Estas toallitas de tejido suave están impregnadas en una solución micelar de diseño exclusivo que ayuda a mantener la piel del rostro limpia y cuidada. Las pequeñas micelas eliminan el maquillaje y destaponan los poros, dejando la piel limpia y fresca al instante. También se pueden utilizar para limpiar y refrescar la cara por la mañana de forma muy rápida.

El agua micelar es un limpiador suave y efectivo que permite múltiples usos. En nuestro caso, hemos comprobado que las toallitas de agua micelar sirven incluso para eliminar ciertas manchas de maquillaje de la ropa, y hay quien las usa para limpiar materiales delicados como el ante. ¿Vosotros las usáis para alguna otra cosa curiosa?

2. Toallitas desodorantes individuales.

Las toallitas desodorantes en sobres individuales nos parecen un inventazo, especialmente para la primavera y el verano pero también para muchas otras situaciones. Esos días de calor agobiante, en los que sólo con salir de la oficina a tomar un café ya vuelves como si vinieras del gimnasio, por no hablar si tienes que visitar a varios clientes en una mañana… Con llevar una toallita en el bolso o la cartera, con lo poco que ocupan, solucionas en un pis-pas esas situaciones incómodas en las que no te sientes fresco.

También son muy útiles para eventos largos como bodas, bautizos o comuniones, en los que nuestra imagen tiene que mantenerse perfecta durante muchas horas. O si eres de los que se ponen muy nerviosos y sudan mucho antes de un examen, una entrevista de trabajo o una ponencia, con estas toallitas volverás a sentirte como recién duchado, manteniendo además la suavidad de la piel en las zonas más delicadas gracias al suave tejido de la toallita.

3. Sobrecitos de gel higienizante de manos.

El gel higienizante de manos se utiliza para limpiar e higienizar las manos sin necesidad de aclarado; una vez aplicado, el producto se evapora rápidamente, dejando las manos limpias. Hace unos años empezó a ser cada vez más común el uso de este tipo de geles en lugares públicos, centros de trabajo y restaurantes. ¿Te imaginas poder llevar un poquito en el bolsillo? Pues esta es la utilidad de estos sobres monodosis de gel higienizante: su reducido tamaño los hace ideales para situaciones en las que no tienes un grifo cerca para lavarte: salidas al campo o a la playa, mientras viajas, en el trayecto al trabajo…

Y si trabajas con público, en hostelería, o cualquier profesión en la que manipules muchos objetos o manejes billetes y monedas frecuentemente; y por supuesto si te dedicas a la estética, eres terapeuta, sanitario, si trabajas con niños o ancianos; estos sobrecitos son ideales para mantener la higiene en tus manos sin tener que estar constantemente yendo al baño a lavarte.

Debemos tener en cuenta que todos estos productos están ideados para este tipo de situaciones puntuales; desde luego que no van a sustituir a nuestros productos desmaquillantes, nuestro desodorante o gel higienizante, pero sí son idóneos para complementarlos y poder llevarnos un poquito con nosotros allá donde vayamos, “por si acaso”.

¿Qué otros usos se os ocurren a vosotros para estos productos monodosis?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.